LÁGRIMA



Como un dormido colibrí en la brisa aquietada te dejo mis palabras menguadas.

Ya mueren por doquier los estrecimientos y agoniza el canto con el estruendo de maquinas que aplastan los vidrios rotos de la ventana herida.

Ya el final de un destino se fugó con el viento y equivocó el abrazo en otro cuerpo.

Ya mis ojos contemplan luces y signos que estremecen tras el cristal de una lágrima, que corre en vano por el rostro envejecido...Ya no habrá un jardín con flores perfumando.

1 comentario:

  1. Hola Gerardo.
    Profundos, tristes y hermosos versos.
    Te gusta Ernesto Cortazar? aqui te dejo emociones de invierno.
    Un abrazo
    Ambar.


    http://youtu.be/a1u3phAVTE0

    ResponderEliminar