MI ALMA MUERE

Una vez más las palabras vuelan como aves, como briznas de algodón con ilusiones, buscando percibir veranos nuevos. Una vez más la soledad me obliga a contemplar la luz de luna y en pose de oración contarle penas. Mostrar el hambre de palabras dulces para aquietar en mis oídos este temblor de amor y miedo, este extrañar la mirada acariciante y el beso tibio que me llevó a un destino. Y vuelan mis palabras para llenar vacíos, para espantar la sombra más allá del horizonte donde el tiempo muere; Donde cesa la luz y gotean como un rosario los hilos de mi llanto, donde huye la esperanza a través de los espejos tropezando cruces en lápidas que esperan. Donde la lluvia de mis lágrimas hizo borrar las ilusiones y un camino en crepúsculos me lleva a la noche final que un abismo... mi alma muere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada